Francisco Rolando Archila Dehesa

Hi.

Tec Media es una sitio de tecnología comenzado por Francisco Rolando Archila Dehesa con el fin de expandir la mentalidad de innovación y emprendedurismo.

Dispositivos con Control Mental: ¿Realidad o Fantasía?

Dispositivos con Control Mental: ¿Realidad o Fantasía?

Dispositivos con Control Mental: ¿Realidad o Fantasía?

shutterstock_179658824.jpg

 

El concepto de dispositivos electrónicos que son controlados por la mente tiene su base en el análisis de los impulsos nerviosos encargados de leer las expresiones del rostro humano. Estas expresiones son enlazadas al funcionamiento mecánico de estos dispositivos y se puede articular un proceso de acción-reacción. Resulta uno de los avances en tecnología más espléndidos de la última década.

 

Esta tecnología está proyectada para ser usada principalmente –o hasta ahora- en personas con movilidad reducida o que sufren de diversos tipos de parálisis. La ejecución se daría, por ejemplo, cuando una serie de señales nerviosas que implican alzar una ceja se convierte en la movilidad de un cursor en una pantalla digital y a cada ceja se le puede atribuir un movimiento hacia la derecha o la izquierda. Otro ejemplo sería utilizar las ondas cerebrales que manejan la concentración en un estímulo para seleccionar algún ícono o programa en una pantalla.

 

Uno de los modelos puestos a prueba, el “Emotiv”, detecta casi con exactitud cuáles señales nerviosas son usadas para cada expresión facial y así construir un logaritmo de acción. No sólo hablamos de ondas cerebrales que tienen terminaciones en movilidad, sino todo el espectro del pensamiento que va desde pensar en un color hasta en el rostro de un ser conocido.

 

En el caso de un pensamiento, puede ser también enlazado en la activación de una acción específica dentro de un sistema. Tres fuentes de información son las bases del funcionamiento de esta tecnología, permitiendo una distinción entre cada una de ellas. Esto permite una división y diferenciación para que un tipo de onda cerebral no contamine la activación de un movimiento diferente.

 

Esta tecnología maneja un sistema de divisiones que permite fluir mejor esta diferenciación. El usuario del dispositivo puede accionar cualquier ícono en una pantalla digital con un dispositivo de elección jerárquica, cortando la pantalla en cuatro partes. El usuario puede elegir cualquiera de las partes en la que vea el ícono de su interés y esta misma parte es dividida en otras cuatro. Este proceso de divisiones continuas permite que el usuario logre llegar con exactitud hasta el objeto que deseaba activar.

shutterstock_105118070.jpg

 

Inicio de la tecnología de control mental

 

En la última década es posible acceder a aparatos de monitoreo cerebral, capaces de la medición de ondas cerebrales y de todas las fases que atraviesan para llegar a producir un movimiento facial. Es posible adquirirlos por costos menores a los 1000 euros. Sin embargo, faltaba una pieza fundamental para conectarlos con la tecnología de la que hablamos en el presente.

 

Fue el investigador israelí Ori Ossmy, de la Universidad de Ben-Gurion, que en base a estos dispositivos desarrolló una interfaz denominada “MinDesktop”. Se trata de un sistema de conexión cerebro-computador que brinda la habilidad de control de procesos y programas de Windows. Tiene incluso un sistema de mecanografiado mental para la ejecución manual de programas.

 

Limitaciones

 

Aunque esta tecnología ofrece un rendimiento imbatible hasta el momento, también sufre de algunas limitaciones. Una de ellos es que, por trabajar con órganos sensoriales, son bastante sensibles al ruido y se deben emplear en ambientes totalmente silenciosos. El segundo es que tienen una velocidad de comunicación muy lenta en el mecanografiado, tardándose alrededor de un minuto en el tecleo de un carácter. Las futuras actualizaciones deben tomar en cuenta ambos procesos, principalmente el segundo.

 

La tarea de actualización y mejora ciertamente ya ha sido iniciada de la mano del mismo Ossmy. Su equipo de trabajo desarrolló recientemente una interfaz que logra la detección de las señales emitidas por el “Emotiv” y las procesa con mucha más velocidad. Se inició una prueba de desempeño con 17 individuos saludables que debían accionar una serie de procesos en una pantalla, todo con medición de tiempo. La idea es reducir el margen tardío de tipeo y de división de las tareas.

 

De la voz de Francisco Rolando Archila Dehesa:

 

“Queda bastante trabajo por hacer en el campo de la tecnología de control mental. Su ampliación para el manejo de tecnologías como exoesqueletos, prótesis electrónicas y sistemas de comunicación oral digital debe ser la meta de Ossmy y de otros científicos que se tomen la tarea. Una tecnología novel, pero que promete convertirse en uno de los más importantes avances del siglo 21”.

 

Hyperlook: El Futuro del Transporte de Alta Velocidad

Hyperlook: El Futuro del Transporte de Alta Velocidad

Internet de las Cosas: ¿Riesgo en seguridad informática?

Internet de las Cosas: ¿Riesgo en seguridad informática?