Francisco Rolando Archila Dehesa

Hi.

Tec Media es una sitio de tecnología comenzado por Francisco Rolando Archila Dehesa con el fin de expandir la mentalidad de innovación y emprendedurismo.

Falcon Heavy: El Cohete Histórico

Falcon Heavy: El Cohete Histórico

Falcon Heavy: El Cohete Histórico

 

Elon Musk promete y Elon Musk cumple, siempre. El nuevo lanzamiento (literalmente) del gigante SpaceX en Silicon Valley se mueve hacia el dominio absoluto dentro del mercado aeroespacial. Fue a principios de año que se lanzó con éxito en Cabo Cañaveral, teniendo la mayor potencia en la historia con capacidad de 64 toneladas. Su primera de trayectoria de prueba fue al transportar un vehículo convertible rojo de Tesla a una órbita muy cerca de marte, casi como una prueba del poder ilimitado que tienen las corporaciones de Musk.

 

El punto de despegue fue el Centro Espacial Kennedy, donde cientos de espectadores pudieron ver asombrados toda la estela de humo dejada en el despegue, escuchar el ruido casi ensordecedor del proceso y disfrutar en unísono la celebración desde la sala de control técnica. La plataforma de lanzamiento empleada fue la famosa 39-A, exactamente la misma que vio el despegue del Apolo 11 en el aterrizaje lunar en 1961 y el despliegue del primer gran transbordador NASA en 1981. El Falcon Heavy constituye la más poderosa máquina espacial desde que se lanzó el Saturno V.

shutterstock_187071.jpg

 

Estructura y logística de despegue

 

Este nuevo modelo de Space X está estructurado por tres cohetes distintos, modelos que ya la compañía había probado con éxito. Dos cohetes se encuentran en los laterales y se encargan de impulsar y luego desprenderse para que el central y principal lleve la carga hacia el destino. El tiempo de separación de los laterales fue de dos minutos y medio en la primera prueba, donde luego la cápsula con el convertible fue liberada 30 segundos después con un maniquí dentro que hizo las veces de su conductor.

 

Sin embargo, los cohetes laterales simplemente no desaparecieron o explotaron en el espacio, sino que lograron regresar a la tierra en un aterrizaje milimétricamente calculado y que fue transmitido en señal de TV abierta. Con mucho detalle y planificación, todo el proceso de lanzamiento y regreso del Falcon Heavy fue pensado con antelación y permitió una ejecución perfecta. El cohete central también pudo tener un regreso exitoso, aterrizando en una plataforma teledirigida que se encuentra en un lugar recóndito del océano atlántico.

shutterstock_783187357.jpg

 

Dimensiones e inversión monetaria

 

Su dimensión es 70 metros de altura, al igual que un rascacielos de 23 pisos, con un motor de 27 partes que se equipara a los de 20 aviones Boeing 747, teniendo capacidad de propulsión que sobrepasa las 2.500 toneladas. Su más destacable característica es que tiene el mayor espacio de carga en la historia, sobrepasando por mucho al Delta IV Heavy del gigante ULA. Unos modestos noventa millones de dólares es el costo total de todo el proceso de viaje, despegue y aterrizaje, que sin embargo representa apenas un cuarto del costo del Delta IV Heavy.

 

Gran parte de las metas que se plantea el mercado aeroespacial es cómo lograr más a menos costo y ciertamente el objetivo fue cumplido, donde el ejército americana, las principales compañías de telecomunicaciones y la misma NASA son los principales beneficiados con semejante ahorro. Elon Musk soñó con cambiar para siempre el aspecto del transporte aeroespacial y no sólo fue alcanzado y superado, sino que apenas es el inicio de un plan maestro de una futura colonización de Marte, el soñado e inalcanzable planeta rojo.

 

El gran día del lanzamiento, Elon Musk fue bastante realista al dejar en claro que su principal objetivo en la prueba era que los cohetes lograran despegar sin explotar en mil partes. En el caso de los encargados en ingeniería, mordían sus dedos esperando que los cohetes laterales no fallaran en el proceso de separación ya en el espacio. Al final del día, todo el proceso fue un éxito en su totalidad y es apenas una muestra del poder que SpaceX posee, mostrando quizás tan sólo una pequeña parte de su potencial.

 

De la voz de Francisco Rolando Archila Dehesa:

 

“Todos los ejercicios de conquista del espacio exterior han significado grandes pasos para la humanidad, en sentido literal y figurado. El avance de la ingeniería, matemática y mecánica brinda una plataforma única en décadas, con la posibilidad no sólo de alcanzar los objetivos cortos como sean, pero de poner en la mesa posibilidades de conquista y de, quizás, encontrar las respuestas que pueden definir el pasado y el futuro de la humanidad”.

Space X: El Futuro de la Colonización Espacial

Space X: El Futuro de la Colonización Espacial

Almacenamiento Eterno: Cristales de la Memoria Superman

Almacenamiento Eterno: Cristales de la Memoria Superman