Francisco Rolando Archila Dehesa

Hi.

Tec Media es una sitio de tecnología comenzado por Francisco Rolando Archila Dehesa con el fin de expandir la mentalidad de innovación y emprendedurismo.

Meditación y Presión Arterial: Conectando Puntos Internos

Meditación y Presión Arterial: Conectando Puntos Internos

Meditación y Presión Arterial: Conectando Puntos Internos

 

Contrario a lo que gran parte de la comunidad científica del mundo opina, la meditación es una disciplina cada vez más aceptada dentro del campo de la medicina alternativa. No sustituye medicamentos ni resulta un descubrimiento milagroso de la nueva era, sino representa una poderosa herramienta que simplemente se trata en calmar ruidos internos y en concentrarse.

 

Numerosos estudios han probado los efectos directos de la meditación en el tratamiento efectivo de la presión arterial, después de dos o tres meses de práctica en conjunto con los tratamientos médicos tradicionales. Primero es necesario aclarar en qué consiste la meditación y por qué puede tener efectos positivos en toda patología que competa la afección cardíaca.

 

Definiendo el proceso de meditación

 

La meditación no es más que la capacidad o el proceso de redirigir la atención de distintos estímulos hacia uno único, de forma que poco a poco desaparezcan todos los demás, incluidos aquellos que resulten estresores. Generalmente se centra la atención en la respiración y cómo entra y fluye por nuestro cuerpo.

 

Varios institutos de países nórdicos han medido en pacientes, mediante electrocardiogramas y ecocardiogramas, como el corazón recupera normalidad en su ritmo de latidos y que los valores sanguíneos se estabilizan. El objetivo no es proponerlo como tratamiento o como una cura, sino como una herramienta para encontrar un foco de equilibrio en el que el resto de tratamientos formales tengan un mejor efecto de acción. Es usual que las recomendaciones a pacientes cardíacos –además de medicación y alimentación- vayan por una ampliación de las actividades físicas y que resulten relajantes.

 

Mientras más ajetreada resulta nuestra vida diaria; mientras más estímulos estresores, malos hábitos alimenticios, consumo de sustancias adictivas nocivas como el tabaco o alcohol, aumentamos las probabilidades de crear las condiciones para el desarrollo de una enfermedad de alto riesgo en nuestro cuerpo.

shutterstock_467205302.jpg

 

Equilibrio Bio-Psico-Social

 

Es bien sabido que no sólo somos un cuerpo biológico en sí mismo, sino un sistema complejo que responde a estímulos externos y modifica su biología para adaptarse. Una de las formas de contrarrestar estos efectos es disminuir la presión externa, a la medida que, la presión interna también disminuya.

 

Para practicar meditación no es necesario tumbarse al piso en posición de flor de loto por horas, sólo se necesitan 15 minutos al día, en un lugar que permita soledad y sosiego y poder concentrarse en uno mismo. No sólo la presión arterial se estabiliza, sino que el sentido de bienestar general aumenta. El reconocimiento de la interacción entre las dimensiones biológica, psicológica y social permite ampliar el espectro de acción cuando una de ellas se encuentra en severo riesgo.

 

De la voz de Francisco Rolando Archila Dehesa:

“Si tienes ganas de conquistar la salud dentro de tu propio y mejorar en gran medida tus valores en sangre, mantener en pico tu salud mental y tener mayor flexibilidad física, la meditación es una de las mejores herramientas disponibles. Alcanzar esa meta no se basa en tutoriales fantásticos de Youtube o en consejos de Instagram, sino en el estudio de la meditación como una disciplina formal y rigurosa. Es conectarse con uno de los procesos psicológicos más básicos y rudimentarios y con el que usualmente perdemos conexión: la atención”.

Educación Revolucionaria: El Boost Creative Toolbox

Educación Revolucionaria: El Boost Creative Toolbox

Innovación y Atención al Cliente: Los Bots

Innovación y Atención al Cliente: Los Bots